13 de jun. de 2011

Conoce el “indestructible” Defy de Motorola

Este es el celular para los distraídos, resiste habituales descuidos, como dejar caer el celular al suelo, rallar su pantalla con alguna llave o derramar un vaso con agua sobre él. Sin embargo, estas no son sus únicas cualidades. El nuevo Smartphone de Motorola funciona bajo el sistema operativo Android 2.1, tiene una pantalla táctil WVGA de 3.7 pulgadas, cámara de 5 megapixeles con flash y zoom digital.

MOTOROLA DEFY ANDROID

Técnicamente, el Motorola Defy es un Smartphone de gama media-alta equipado con procesadorTexas Instruments OMAP3610 a 800MHz, 512MB de RAM, 2GB de espacio para almacenamiento más el que ofrezca el puerto de tarjetas MicroSD, y pantalla táctil capacitiva con resolución 480×854 píxeles. La pantalla cuenta con cobertura Gorilla Glass para resistir fuertes golpes. 

El Defy pertenece a la familia de terminales equipados con el GUI y agregador de redes sociales de Motorola conocido como MotoBlur. Este software consta de varios widgets que dan acceso en tiempo real a actualizaciones de email, Twitter o Facebook. También aporta su propio estilo a los menús de Android e incluye aplicaciones como un widget para reproducción multimedia. 

El navegador del Defy integra Flash Lite y todas las aplicaciones habituales de Google, incluido el servicio de Google Navigation. Esto implica que lleva A-GPS integrado con brújula digital, y los estándares de conectividad habituales en el sector: HSDPA a 7,2Mbps y HSUPA a 2Mbps, WiFi 802.11/b/g, Bluetooth 2.1 y algún detalle extra como Radio FM con RDS. 

Ligero y con un acabado suave a prueba de resbalones, el Motorola Defy es un terminal con un diseño bonito aunque no demasiado distinto del resto. No obstante, es de los pocos Smartphones que podemos llevar a la playa, a la piscina o al bosque sin que nos de dolor de corazón cada vez que lo rozamos con algo. 

Su resistencia, no obstante, no es absoluta. El Defy aguanta caídas desde más o menos un metro, es impenetrable al polvo o la suciedad y se puede sumergir hasta un metro de profundidad. La autonomía depende de una batería de 1.250mAh que aguanta, teóricamente, algo más de seis horas en conversación y 240 horas en espera.

Defy se comercializará, por ahora, en el mercado español ya que, según un estudio de Motorola Mobility, los ciudadanos de este país son los “más descuidados con sus celulares”, por lo que este Smartphone será muy útil para varios de ellos.